Troy Von Scheibner, de madre jamaicana y padre alemán, se intereso por la magia cuando su padré lo llevó a ver una actuación de El Gran Kovari. Ha realizado 10 programas para televisión de su serie "Troy". Su especialidad es la magia de cerca.

Autor: Troy Von Scheibner, de madre jamaicana y padre alemán, se intereso por la magia cuando su padre lo llevó a ver una actuación de El Gran Kovari. Ha realizado 10 programas para televisión de su serie “Troy”. Su especialidad es la magia de cerca.

1.- Se convertirá en una persona popular en todas las fiestas.

Todo el mundo le solicitará que haga un truco en cuanto se enteren que usted es mago. Después de que haya realizado su primer turco, la voz se propagará como un virus – el resto de los asistentes se enteraran de que es mago y le tocará está realizando juegos durante toda la fiesta. Usted estará encantado, pero habrá momentos en los que deseará relajarse.

2.- Nunca salga de casa con las manos vacías.

Yo siempre voy preparado. La gente me ve en televisión y se acercan a ti: “Tu eres el tipo ese de la tele, Hazme algo”. Podría pedir prestado un objeto y hacerles un truco, pero siempre llevo conmigo mi baraja de cartas. Es igual que cuando se encuentran con un médico y le dicen: “me duele aquí…” o si usted fuera humorista le diría: “Cuéntanos un chiste…”. Esto va con la profesión.

3.- Buen aliento y uñas limpias es algo esencial.

Me pasé años trabajando en restaurantes, y la gente se toma muy en serio la higiene. Si alguien se les acerca con las manos sucias, no van a disfrutar de la magia ya que estarán ocupados mirando sus uñas. Y si estamos hablándole a alguien desde muy cerca, no querrá que su aliento sea un inconveniente.

4.- Esto es el salvaje oeste.

Es una industria muy competitiva con un nicho de mercado en el que es difícil conseguir trabajo. Es como cualquier otro negocio – se encontrará con gente que realmente le quieren ayudar y con otros que desearán que no tenga éxito y que no pueda ser mejor que ellos. Quieren el trabajo solo para ellos, y no están dispuestos a compartir el dinero ni los contactos.

5.- La mayor parte del dinero que gane se lo volverá a gastar en barajas.

Las barajas pueden ser le número uno en el material utilizado por un mago, especialmente para los que trabajan magia de cerca. Cuando trabaja le dará las cartas a mezclar a personas que no saben hacerlo, las doblaran, se les caerán al suelo, … es toda una aventura. Yo necesito que mis cartas estén en unas determinadas condiciones, de modo que una actuación puedo llegar a utilizar hasta dos barajas que no son nada baratas, es mejor comprarlas al pro mayor que una a una.

Troy-Von-Scheibner-

6.- Las habilidades sociales son muy importantes.

Una gran cantidad de magos son bastantes torpes y socialmente ineptos, después de pasar muchas horas practicando delante de un espejo, cuando se presenta ante el público la situación puede ser muy desalentadora. Las buenas habilidades sociales ayudan a que conecte mejor con las personas.

7.- Los círculos mágicos no son una broma.

Tienen su propia sede situada en un lugar tranquilo y misterioso. Si quieres convertirte en miembro de uno de ellos, hay dos maneras: Si a usted se le da mejor la teoría que la interpretación, puede preparar una charla. La otra forma es el examen práctico – Tendrá que actuar frente a 12 jueces que son miembros importantes dentro del círculo. Hice mi primera audición a los 18 años y conseguí hacerme socio. Nunca fui a las reuniones – eran los lunes por la noche y yo estaba ocupado en otros asuntos, pero siempre es bueno poder decir que formas parte de un círculo mágico.

8.- Construirse una buena reputación lleva su tiempo.

Tuve que realizar un montón de actuaciones gratis para llegar a “tener un nombre”. Hice muchísimas tarjetas de visitas que repartí. Hay que ser inteligente y hacer bien las cosas – Si actúas en un buen restaurante, es posible que acudan famosos o personas que trabajan en periódicos o televisión, por lo que tienes que ser el mejor en cada mesa.

9.- Nada va a ocurrir de la noche a la mañana.

Los magos tiene que estar realizando magia durante 10 ó 20 años antes de poder decir “ya estoy listo”. Hice magia durante 10 años antes de conseguir mi primer programa, y considero que sería imposible hacerlo teniendo solo 1 ó 2 años de experiencia en la magia. Escribir una gran canción podría llevarte cinco minutos, y si encima canta de maravilla puede ser un éxito, pero la magia necesita un aprendizaje.

10.- “Tener un saco roto”

La magia es como una religión. Usted se rodeará de “adeptos” que realmente creen sin que sea necesario darles ninguna explicación, sin embargo habrán otros que pensaran que la magia son gilipolleces. Me gusta atender a estas personas que piensan así, porque he estado haciendo magia durante muchos años, es mi carrera, mi sustento, mi pasión, y lo que hago en las calles es exactamente lo mismo que están viendo en su casa, y lo hago para que se pueda descarta como truco de cámara, lo cual es frustrante.

REFERENCIAS