Photo by artur84. Published on 26 April 2013 Stock photo - Image ID: 100161973 Los magos más famosos atraen a las grandes multitudes, pero el arte de la ilusión esta destruyéndose en los niveles más básicos, y he aquí el motivo:

En los último 15 años, la magia ha perdido su mejor truco: no ser accesible al público en general.

En el siglo XIX, los magos estaban entre los artistas más populares del mundo, atraían a miles de personas y viajaban por todo el país.

A pesar de los esfuerzos de David Blane, Penn & Teller, Criss Angel y otros magos famosos que pocas personas son capaces de nombrar de memoria, la técnica ha sufrido mucho, según opina Emory Willians Jr. miembro de la Sociedad Americana de Magos y de la Sociedad Internacional de Magos.

Según el propio Emory, estos serían los siete factores que están destruyendo la popularidad de la magia:

1. Internet. El principal asesino, las tiendas de ladrillo y mortero no pueden competir con ellas. Ha roto la ilusión de ir a la tienda a comprar y hablar de los juegos.

2. El Internet, (segunda parte). Es el medio ideal para aquellos que no pueden guardar un secreto. Cientos de vídeos explican cómo se hacen los trucos, robando la magia de la magia.

3. La falta de práctica. Un gran acto requiere horas y horas de práctica, un precio que pocos ilusionistas jóvenes están dispuestos a pagar.

4. El golpe de gracia. Muchos niños se compran un juego, consiguen engañar a sus amigos, y a continuación les explica como se hace. Estos no son magos son bromistas.

5. La desilusión de la ilusión. La popularidad de la magia empieza en las fiestas de cumpleaños, donde unos malos resultados pueden resonar durante años. Muchos aficionados quieren hacer dinero con esto, sin preocuparse de la calidad de lo que están ofreciendo.

6. La piratería. Un creador puede tardar años en desarrollar una ilusión, y al poco tiempo se pueden ver las versiones piratas en la web. Muchos culpan a China y a los clientes que se sienten satisfechos habiendo sido engañados con un truco pirata y barato.

7. Magos reacios. Debido a todo esto, hay muchos magos profesionales y expertos que prefieren mantener en secreto su juegos más preciados, lo cual impide que las futuras generaciones puedan seguir avanzando en la materia.


Datos sobre el artículo.