Criss Angel y Sandra Gonzalez mantuvieron una relación sentimental desde el 2007 hasta el 2014. Ahora Sandra ha demandado a Criss, y una de las causas podría ser el anillo de pedida que le regaló el mago, y que tras su separación este le regaló a su nueva pareja.

Criss Angel y Sandra Gonzalez mantuvieron una relación sentimental desde el 2007 hasta el 2014. Ahora Sandra ha demandado a Criss, y una de las causas podría ser el anillo de pedida que le regaló el mago, y que tras su separación este le regaló a su nueva pareja.

Sandra González, ex-novia de Criss Angel , ha presentado una denuncia contra el mago con quien terminó su relación en la Navidad de 2014.

Según plantea Sandra en su demanda, estuvo ocho años con Criss, y en ese tiempo “ha renunciado a oportunidades profesionales y educativas por colaborar exclusivamente con Angel para lanzar su carrera, y todo ello en una relación romántica y profesional.” Añade que “ha realizado sacrificios personales” que dieron lugar a “un crecimiento sustancial de las empresas ” del mago.

Sandra llevó a cabo “una asistencia a las finanzas de Angel, jugando un papel íntimo y fundamental en la gestión diaria de las operaciones comerciales de este. Lo que facilitó el desarrollo de varios proyectos empresariales“, y que ahora Criss reclama como suyos propios.

Sandra considera que tanto el mago como sus empresas le deben mucho por su sacrificio, sin embargo el abogado de Criss dice que esto es “solo un intento descarado de sacarle dinero a Criss Angel. Las reclamaciones que hace están más allá del ridículo. (…) El éxito de Criss Angel es muy anterior a que conociera a Sandra González, y siempre fue muy generoso con ella y con su familia a lo largo de la relación que mantuvieron.

Sandra y Criss se conocieron en el 2007 durante la grabación de un episodio de “MindFreak“, al año siguiente ella se mudó a vivir con él, teniendo apariciones públicas, en donde no ocultaban la relación que les unía.

El 7 de septiembre de 2011 Angel propone matrimonio a Sandra que acepta, y le da un anillo de diamantes valorado en 300.000 dólares (aproximadamente 275.000 Euros).

Cuando rompen su relación en el 2014, según Sandra, el mago le negó cualquier tipo de sustento así como devolverle el anillo, que se lo entregó a su nueva pareja, con la que ha tenido un hijo.

Según algunos amigos de la pareja, la relación era bastante inestable y sus rupturas habían sido continuadas, e incluso en una ocasión ella le tiró el anillo como señal de esa ruptura.