Autor: Rafael Pereira. Facebook: https://www.facebook.com/rafael.magorafa

Autor: Rafael Pereira.
Conocido como Mago Rafa, es ilusionista profesional nacido en Lugo en el año 1977. Ha sido colaborador de diferentes programas de televisión y ha tenido un espacio semanal de 30 minutos en Cadena Ser donde realizaba Magia por la Radio mientras hablaba de la Historia de la Magia. Ha dirigido junto a su socio y amigo, el Mago Teto, más de una veintena de Festivales de Magia en diferentes puntos de la geografía española. René Lavand era el suegro de Rafael Pereira. Facebook: https://www.facebook.com/rafael.magorafa Web.- http://www.magorafa.com

Entre el 6 y el 11 de este mes de Julio, se celebró en Rimini (Italia) la 26 edición del Campeonato Mundial de Magia, organizado por la FISM (Federación Internacional de Sociedades Mágicas), una de las organizaciones más representativas de la comunidad mágica, ésta asociación se encarga de coordinar a cientos de clubes y asociaciones nacionales e internacionales, representando a más de 50.000 magos de 32 países.

El objetivo del FISM es la creación de una voz única para el mundo de la magia, y ayudar a desarrollar, elevar y promover el arte de la Magia. Coordina actividades de las sociedades miembros y anima la comunicación entre ellas, así como el intercambio de servicios. Cada 3 años organiza este “Campeonato Mundial de Magia” en diferentes partes del mundo.

Yo no he podido asistir a la edición de este año, pero siempre estoy muy al tanto de las cosas que allí pasan. Partamos de que no soy amigo de los concursos de Magia, los respeto y entiendo que sirven de mucho, pero a mí, personalmente no me gustan. Creo que el único jurado que debe existir es el público.

Os estaréis preguntando y a que viene todo esto?, a lo siguiente.

Si ya no estaba muy a favor de los concursos este año la FISM me ha ayudado a estar un poquito más en contra de ellos, desde el primer día se empezaron a escuchar críticas de que a la mayoría de los concursantes les daban 10 minutos para probar antes de su “examen” excepto a alguno que le llegaron a dar 3 horas, aquí ya no hay igualdad de condiciones (una razón más para estar en contra).

Pero éste año la FISM llegó a algo que, creo, no había pasado nunca, convirtió el “Campeonato Mundial de Magia” en algo parecido a un Talent Show de TV. Cientos de magos acreditados, y que pagaron una pasta para asisitir al congreso, que en muchos casos rechazarían actuaciones para poder estar allí durante esta semana y poder disfrutar del congreso y… los meten en un plató de televisión. Tampoco voy a entrar demasiado en este tema porque repito, yo no estaba allí, pero si buenos amigos que me informaban, si alguien quiere saber de primera mano lo que pasó, en el muro de la Cia Taps Juanjo Baron (concursantes de ésta edición), lo explica genial y en primera persona.

De cualquier manera quiero aprovechas estas líneas para felicitar a tod@s los concursantes de esta edición, muy especialmente a la representación española, donde estaban buenos amigos, consiguieran premio o no.

Quiero destacar y apoyar la denuncia pública que ha hecho uno de los magos y personas que más admiro dentro del mundo de la magia, Juan Mayoral. En su turno de concurso, salió a escena con todo preparado para realizar su hermosa rutina, y a los pocos segundos se dirigió al público diciendo lo que muchos pensamos. Gracias Juan porque no solo has dicho una gran verdad, sino que tú si has representado a muchos de los Magos de todo el mundo, me has hecho sentir una vez más orgulloso de tu amistad y has hecho respetar el Arte que tanto amamos. Sus palabras han sido estas:

“Hoy perdí mis poderes mágicos, hoy me siento muy muy triste porque no puedo mostrarles mi nueva rutina. Amo la magia, amo la FISM, pero no puedo ser parte de este programa de televisión. La magia para mi es mucho más que un negocio televisivo, espero verlos de nuevo cuando la magia y el FISM regresen a los teatros. Muchas gracias.”

Pero si algo me fastidió de verdad en este “Campeonato Mundial de Magia”, es que la FISM no se hubiese acordado de una Leyenda de la Magia como René Lavand, que hace 5 meses que falleció. ¿Como no hacerle un homenaje como él se merecía?, a alguien que elevo este Arte a lo más alto y lo defendía.

Seguro que René estará agradecido de que no se le haya hecho el homenaje, una porque no era amigo de los homenajes y otra porque la organización de este campeonato no ha estado, ni de lejos, a su altura. Pero los que respetamos por encima de todo el Arte de la Magia, a nosotros, si nos hubiera gustado.

Me llega una información, de que si se nombró una vez a René, y fue para apaciguar el enfado de los congresistas, diciendo que René amaba la FISM. Una vez más, y por desgracia, alguno utiliza su nombre porque ya no lo pueden utilizar a él, y si tan seguros están de que René amaba la FISM, era un amor no correspondido, porque éstos no demostraron respeto ni hacia él ni hacia todo lo que él representaba. El que conocía un poquito a René, sabe que amaba el Ilusionismo, pero sobretodo lo respetaba, eso es lo que él amaba. Estoy segurísimo que René se sentiría tremendamente orgulloso de lo que ha dicho Juan Mayoral.

A título personal, yo no me siento representado por la FISM (a nadie le importará pero me es igual) hasta que defienda el Arte de la Magia y mientras siga representando los intereses de unas pocas “figuras”. A éste tipo de congresos todos vamos a aprender, congresistas, conferenciantes, artistas contratados….TODOS, y el que se crea que sólo va a enseñar…ese todavía no aprendió nada.

Me despido con una frase del que para mi es y será el mejor y está por encima de todo esto:

«A las personas para conocerlas hay que verlas enojadas, borrachas o jugando por dinero.»
René Lavand