Fotografía.- marcolm.  Stock photo

Fotografía.- marcolm.
Stock photo

A veces necesitamos repetir lo que nos ha salido mal hasta que nos sale bien.
A veces es necesario airearse y pensar con claridad.
A veces, y sólo a veces, nos suceden cosas como por arte de magia.
Puedes ir por la calle hablando de una persona que no ves desde hace cuatro años y a los diez minutos encontrártela. Puede pasar. De hecho, pasa.
Puedes estar en una semana sin ánimos por mucho trabajo o exámenes y decir “pues voy a la playa a airearme” y que allí sucedan cosas que no te esperabas. Incluso puede llegar a ser el día más feliz de tu vida. Hay que ver lo que es capaz de hacer un mar y miles de kilos de arena, ¿eh?
A veces necesitamos salir a correr y pensar dos veces en los problemas. Hay un día en el que dices “hoy es mi día” y lamentablemente puede que no lo sea…pero pasar que siete meses más tarde, un día cualquiera, sin importancia, no te van del todo bien las cosas y te repites treinta y una vez “hoy no es mi día” y resulta que sí, que puede ser el mejor día de tu vida!

El futuro es impredecible, incluso para un mago. Lo único que te puedo decir es que si intentas las cosas dos veces te saldrán mejor que si sólo las has intentado una. Sí crees que por intentarlo veintidós veces te va a salir…parte de razón llevas, pero si lo intentas treinta y una mejor que mejor.
La constancia es algo fundamental en la vida del ser humano. Si Leonardo da Vinci se hubiera rendido en el primero de sus inventos…sólo habría pasado a la historia por pintar a una señora con una sonrisa extraña. Aunque para sonrisa hierática la de mi amiga Lorena, que cuando quiere, puede ser lo menos expresiva del mundo. Aunque desde aquí le mando un abrazo

Lo que intento decirte con todo esto es que la vida es dura, difícil, ardua, espinada, laboriosa, pero no por eso vas a dejar de intentar las cosas, ¿no? A veces, un día corriente puede ser un gran día. Depende en gran parte del azar, la suerte, el destino, el porvenir, pero también influye muchísimo tu forma de ver la vida, tu forma de enfrentarte día a día a los problemas.

Sólo te digo mi experiencia. Dicen que el que la sigue la consigue. Pues aunque te suene a típico tópico…es verdad.

Incluso en este vídeo se muestra. Me hacen falta dos veces para conseguir la carta, pero está lleno de amor (ese as de corazones) y de magia. Así que gracias “as de corazones” por aparecer en mi vida.

Espero que te guste

DATOS DEL SITIO ORIGINAL