Comenzaron las competencias, el día de hoy con cartomagia, close up y magia juvenil. Qué gusto ver caras nuevas y con tanto talento, menudo trabajo tendrá el jurado calificador.

Bíktor Chávez, ilusionista mexicano con una larga trayectoria profesional, además es el editor de la revista “El estudio Mágico”. y desde Buenos Aíres nos transmite su crónica sobre como se está desarrollando FLASOMA 2017.

Y si bien, la mayoría de los actos fueron buenos, fue una linda señorita de 13 años la que se robo la sesión… La Mago Caro. En muy pocas ocasiones se juntan la simpatía, la belleza y el talento. Ahhhhhh, me faltó decir que compitió en cartomagia.

Conferencia Noberto de Sabato. Una charla sobre la vida y obra de René Lavand. Con una breve participación de Rolando Chirico.

Conferencia Roberto Giobbi. Extraordinaria charla sobre cambios de paquete. Explicando la infraestructura, la logística, la técnica y al final como limpiar la escena. Además, fue dando pequeñas perlas de la teoría de Ascanio.

Conferencia Fantasio. En genio como siempre, nos enseñó cómo desde un simple encendedor Bic se le puede cambiar de color, atravesarlo con una pluma, transfórmalo en pañuelo, y varias ideas más. Dice que está retirado, pero un genio creativo como el querido Fantasio no se puede retirar.

Gala de escenario. Conducida por los mejores, por el querido Dúo uno y medio que además de conducir la gala hacen un show aparte, muy buenos.

Pasando a la gala, abrió el mago mexicano más solicitado en el extranjero y demostró porque lo llaman, bien muy bien por Spider. Siguió Luis Otero con una dinámica, divertida y súper sorprendente rutina de cartomagia. (Ahí quedó para aquellos “magos” que dicen que la cartomagia es aburrida). Siguió Bodie Blake con una rutina tipo predicción. Después un acto maravilloso de sombras chinescas hechas a dúo por Marcius y Matías. Siguió Juan Luis Rubiales con una fenomenal rutina, haciendo efectos de monedas con galletas y un juego de cartas pero con pan de caja, extraordinaria. Siguió el maestro Marko, la ovación que se le brindo habla por sí sola de su trabajo y del cariño y admiración que se ha ganado a través de los años. Y cerró la gala un joven de 15 años con una muy buena rutina de manipulación Red Star Seong.

Esto sigue en grande y promete para más.

Referencias del autor.