Hace unos días tuvimos el placer de poder compartir con “Angela y Guimo” una tarde estupenda de historias y juegos, que como siempre que se disfruta, pasó “volando”.

“Pepe de Pepe”, mago almeriense, y yo nos trasladamos a Aguadulce, de la provincia de Almería, para poder disfrutar de una velada que en pocas ocasiones se dan.

Una pareja histórica de nuestro arte, unas personas agradables, cariñosas y que nos recibieron con los brazos abiertos.

Muchas horas de grabación en vídeo, de las que hoy hemos extraído unos minutos, dentro de unos días pondremos el resto, aquellos en la que nos cuentan la historia del Club de ilusionistas Profesionales, del que Guimo fue presidente durante muchos años.

Nos habla desde sus inicios hasta nuestros días, de los primeros integrantes, de una mala época, en la que solo quedaron tres socios, y como pudieron salir adelante.

Todo un documento histórico contado por su protagonista.