La nueva Dama InQuietaEl pasado 28 de abril de 2015 dábamos la triste noticia de que ese sitio de culto para todos los ilusionistas de habla hispana que había sido “La Dama InQuieta” cerraba.

En cambio hoy, 18 de julio de 2015 podemos dar la muy buena noticia de que “La Dama InQuieta” se ha vuelto a abrir.

No es que haya resucitado, es que se ha regenerado de sus cenizas, como ese ave mitológica al que siempre se acude cuando se da una circunstancia de este tipo.

Casualmente hemos podido hablar con su nuevo responsable, Cristóbal Carnero, de Málaga, España.

Aficionado al ilusionismo desde que tenía cinco años y veía en la televisión los programas de Juan Tamariz. Como a muchos otros, esta afición se refuerza cuando los Reyes Magos le trajeron la típica caja de magia.

Lamentablemente, por cuestiones de tiempo, no pudimos hablar largo y tendido, pero al menos servirá para saber que volvemos a disfrutar de “La Dama InQuieta” y cuales fueron los motivos que llevaron a Cristóbal para hacerse cargo del proyecto.

Doble Dorso.- A muchos les parecía imposible que un sitio emblemático del ilusionismo cerrara ¿Como fue que te decidiste a retomar la Dama InQuieta después de que los anteriores responsables la dejaran?

Cristóbal.-Hace muchos años Carlos Hampton se puso en contacto conmigo para que me convirtiera en el primer webmaster de La Dama inQuieta. Estamos hablando de la época en la que no existía el foro, y la revista todavía no estaba “independizada”, por decirlo de alguna forma.

A partir de ahí la revista se mudó a su propio dominio, añadimos el foro, y seguí siendo el webmaster y escritor ocasional durante muchos años. Por motivos personales dejé el proyecto.

Y cuando me enteré de que La Dama había cerrado me sentí en parte responsable (como muchos otros lectores). Era una pena perder algo así y decidí tomar el relevo de Carlos.

DD.- Cristóbal cuando cerró la Dama InQuieta había cierto descontento porque decían que se se habían perdido todos los artículos, por lo que veo no es cierto, y los has recuperado.

C.- Sí, sí, además de recuperar el foro tengo todos los números de la revista, que quiero volver a ponerlos a disposición de los usuarios con el tiempo, y quizás en otro formato más moderno.

Nos despedimos con la intención de continuar en otro momento.

Ver la nueva Dama Inquieta