Dos hombres se presentan en la casa de Lenora Schrat en Omaha, y le preguntan si pueden inspeccionar su hogar, como única reseña que pueden presentar es que los dos son magos, tal vez para cualquier otra persona eso sería más que suficiente como para darle con la puerta en “las narices” y llamar inmediatamente a la policía, pero para Lenora no tenía misterio esa visita, sabía que estaban buscando los secretos de David Abbott

David Abbott construyó esa misma casa en 1914, y durante veinte años, lo más importantes magos del mundo pasaron por ella para asistir a sus actuaciones privadas: Houdini, Blackstone, Kellar, Okito, Ching Ling Foo, Thurston y muchos más habían peregrinado hasta aquella casa de Omaha para dejarse asombrar por Aboot.

Los dos recién llegados se dirigieron hacia el salón, justamente en donde Abbott había realizado su sorprendente bola metálica flotando por la habitación.

Lenora les comenta que se había divertido mucho en esa casa.

Y esta diversión empezó en 1966 cuando ella y su marido, Carl, la compraron.

Su anteriores dueños, que habían comprado la propiedad en 1936, pretendían quemar todas aquellas cosas antiguas que tenían, pero Carl les dijo que no se preocupara que ya se encargaría su mujer.

Y así fue, o mejor dicho, así no fue, ya que ella se dedicó a clasificar todo lo que encontró y a maravillarse con lo que estaba viendo, David Abbott no era una persona conocida por el “resto de los mortales” pero si lo eran quienes firmaban aquellas cartas y documentos que se estaba encontrando, entre algunos de ellos cartas de Houdini y de Sir Arthur Conan Doyle.

Todo esto que habéis leído es la historia de los documentos perdidos de David Abbott, durante mucho tiempo se le perdieron la pista y se daban por desaparecidos, pero no fue así, habían permanecido en la casa en la que había vivido, y gracias a un marido que quería darle una “distracción” a su esposa, y a una esposa, que en lugar de destruir decidió “cotillear” que eran aquellos papeles, se pudieron salvar muchas anotaciones, documentos, e incluso el manuscrito de un libro que se sabía que Abbott había empezado a escribir pero cuyo manuscrito no fue localizado tras su fallecimiento.

DavidPAbbottLa historia completa la podéis leer en el diario de Omaha, lamentablemente en inglés, y con derechos reservados por lo que no la podemos reproducir, y solo hemos contado una parte de un largo e interesante artículo.

¿Quién era David Abbott?

Según MagiPedia(…) fue un mago aficionado estadounidense, autor, inventor e investigador de lo paranormal.  (…) La casa en que vivió se vendió en 1936 y se pensaba que todo lo que contenía había desaparecido para siempre, sin embargo en 1977, todo su material fue descubierto, y entre él, el manuscrito inacabado de su libro, que fue publicado como “David Abbott’s Book of Mystery”. Posteriormente se realizó otra edición titulada “House of Mystery: The Magic Science of David P. Abbott” que contiene material adicional de Teller.”

Referencias