Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


pablo_segobriga

Pablo Segóbriga

Pablo escoge su nombre artístico de una ciudad romana cercana a su lugar de nacimiento, la ciudad de Segóbriga.

Datos
Nombre real: Pablo Morales García
Nombre/s artístico/s:Pablo Segóbriga
Especialidad: Escena
Fecha de nacimiento: 15 de enero de 19.. 1)
Lugar de nacimiento: Saelíces, Cuenca, España

Biografía

A los tres meses de haber nacido, adquirió una parálisis infantil o poliomielitis. Esta enfermedad terminó concentrándose en su pierna derecha. Pierna que fue operada en el Hospital de San Rafael; (Madrid) dos veces de la rodilla y otras dos del pié, para al final, poder deambular con aparato ortopédico que ha sido su compañero inseparable como la Magia.

A los ocho años vio actuar a Barceló, mago que deambulaba de pueblo en pueblo, y cuya retribución económica la sacaba del sorteo, durante un intermedio en su actuación, de una botella de anís del Mono o de coñac 103.

Fue a partir de ese momento cuando decidió que quería ser mago, y sin ningún tipo de conocimiento ideaba juegos para asombrar a sus amigos, como hacer desaparecer un botón que le quitó de un abrigo viejo de su padre.

Algo más tarde amplió su corto repertorio con algunos juegos que le enseñó “el Tío Higinio”, que era un buen hombre que se encargaba de encender y apagar el alumbrado de Saelices.

Uno de aquellos juegos que le enseñó era el de “Perico y Frescales”, que era el nombre que “el Tío Higinio” le daba a los dos ases que se perdían en la baraja en distintos lugares y que tras un pase mágico aparecían juntos. Otro de los juegos que le enseñó, y con el que Pablo disfrutaba, era el del palillo roto y recompuesto dentro de un pañuelo.

Por aquel entonces, su material mágico estaba compuesto por: Un cuerda, algunas piedras, unas castañas, unas cuantas arzollas 2), un alfiler con el que se atravesaba el antebrazo, los labios, el carrillo y la garganta, por supuesto el botón del abrigo de su padre, el palillo en el pañuelo, y unos cartones “pegajosos y mugrientos” que formaba su baraja obtenida a base de cartas sueltas que le habían ido dando por las tascas de su pueblo.

El mayor admirador era su padre, que cargaba con él a hombros y lo paseaba por todas las tabernas para que supieran los del pueblo, lo listo que era su hijo, incluso lo hacía imitar a Matías Prat 3) retransmitiendo el partido de fútbol España-Turquía de 1950

Durante la feria del pueblo, junto con todas las atracciones también llegaban los trileros y demás amigos del arte del engaño, y Pablo con apenas once años se acercaba a ellos para fijarse en todos su movimientos. Con esta edad aprendió a realizar el “Ocho americano” y “la Carteta”.

Los Domingos y Festivos, su hermano Jesús y Pablo, despachaban frutas, verduras y hortalizas entre otras cosas, en un puesto que sus padres ponían en la plaza llamada el “Parador” (tipo rastro.) “Sucursal” de la tienda de comestibles que tenían en la calle Real 19. Pablo, como reclamo, hacia malabares con tres huevos, mientras pregonaba lo menos vendible.

Gracias a esta actividad del domingo, conseguió dominar sin saberlo, algunas técnicas y escamoteos con patatas, tomates, peras, manzanas y sandias, aunque cueste creerlo. Los kilos de sus pesadas para el cliente eran de 1.100 gramos, y cuando caían en su cesto ya habían mermado 200, quedando el kilo en 900. Los 200 gramos restantes se habían quedado camuflados entre el plato de la romana y la mano del artista, para desde allí regresar a la banasta. La clienta se marchaba tan contenta y él, también contento por mis progresos Mágicos.

Entre su hermano Francisco y un amigo consiguieron el libro “Enciclopedia de la magia, ilusionismo y prestidigitación” de Antonio de Armenteras con el que se abrió ante él un maravilloso mundo lleno de conocimientos que desconocía.

Con dieciséis años empezó a trabajar de mancebo en la farmacia de don Jesús Hernaiz Andréu, hombre de gran cultura y exquisito trato, del que aprendio o intentó aprender la mayoría de sus virtudes, como podía ser el hablar y la forma de conectar con el público. Este gran hombre, le enseñó un juego con tres cajitas redondas, valederas como envases para las pomadas que fabrica en la rebotica.

Fueron cinco años plenos, donde hacia lo que sige haciendo: tratar con el público que es lo que más le gusta. En la rebotica, aparte de los pocos potingues que ya se hacían, también realizaba sus experimentos mágicos, incluso con elementos de la farmacia. Empezó y sin saberlo a practicar la sugestión, ofreciendo a los clientes dulces caramelos como analgésicos para la cabeza y… “funcionaba”.

Primeras Actuaciones.

Un juego que realizaba, gracias al libro: ENCICLOPEDIA DE LA MAGIA, era el de los puntos que aumentan, pero que en vez de puntos lo hacía con rombos y que el señor Armenteras lo tituló: SEIS CARTAS EN UNA.

También hacia, (gracias a este libro), efectos de faquirismo, pero con alfileres o imperdibles desinfectados con la llama de una cerilla. Se atravesaba los carrillos y los labios. Lo que sí es cierto, que jamás volvió a hacer faquirismo con agujas de confeccionar jerséis de lana después de cierta experiencia.

Su sueldo inicial como mancebo, teniendo en cuenta que era el año 1958, era de 200 pesetas al mes (1.2 Euros). Pero en aquella época lo que quería, era aprender, el sueldo en principio no me importaba mucho. Por entonces lleguó a hacer alguna actuación pública, programada por el párroco del pueblo, y cuyos beneficios, eran íntegros para arreglos de la Iglesia. Es verdad que aprovechaba estas actuaciones para practicar.

También hizo algo de ventriloquia, con dos muñecos de guiñol.

Practicaba todo lo que tenía que ver con el mundo del espectáculo, en un pueblo de setecientos habitantes, donde todavía no había llegado la televisión. Con su hermano Jesús, que era el tercero de los cuatro, montaban números, imitando las peleas del oeste. Lucha de espadachines (con palos de escoba). Juegos de Magia y algo de humor.

A cuatro ruedas

Terminando con el año 1.963 toda la familia se traslada a Madrid, mi madre, viuda desde hacía ya cuatro años, y sus hermanos: Francisco y Luisito, su otro hermano, Jesús, ya estaba en la capital, trabajando de camarero.

Los cuatro empezaron a trabajar de gasolineros. Pablo dejé los potingues y el mortero, a cambio de la manga y los octanos.

El turno que elegió fue el de noche, pensando en que tendría menos trabajo y más tiempo para practicar Magia.

Durante los tres años que estuve de expendedor, busque la Sociedad Española de Ilusionismo. sin conseguirlo. Lo único positivo, es que obtengo un ascenso en la gasolinera como encargado, labor que tengo que desempeñar en Lanjarón, Granada.

El 17 de Junio de 1.967 toma posesión del cargo, que dura hasta el año 1.971.

Vuelta a Madrid

Vuelve a Madrid, abandonando totalmente la gasolina, a cambio de un puesto de listero en las oficinas de Radiotrónica, una filial de Agromán.

En enero de 1976, en uno de los mesones de Callao, conoce a “Maríeja,” (Mª Nieves). Y sin leerle la mano, le pronostica, que en Septiembre, de ese mismo año, la veía casada. ¡PERO CON PABLO SEGÒBRIGA!. Fue mi mejor acierto: El día 21 de Septiembre del mismo año, Mª Nieves y Pablo, se unían en matrimonio: Para lo bueno y para lo malo. En la salud y en la enfermedad… Y así año tras año, han superado y con creces las bodas de plata, camino de las de oro, platino… y varios nietos.

Por fin un mago reconocido

Al poco de empezar su itinerario como listero, encontró en la Casa de los juegos, a un miembro de la S.E.I. (Sociedad Española de Ilusionismo) Se trataba de Víctor Arrogante, del que más tarde seria compañero.

Recuerda que le preguntó: ¿Eres mago? – Un eterno mal aficionado-. Contestó. Después, el señor Arrogante le informó que los magos se reunían todos los martes, en Puente Cultural.

A los quince días sufrió un examen, con el que demostré que era apto para la Magia: Una cortita manipulación con bolas de futbolín, liadas con esparadrapo para que no resbalasen. Un pañuelo que aparecía y desaparecía gracias a lo que llama R.P. (Se trataba de un rulo del pelo) .

Finalizó el examen con la carta en la naranja, pero sin naranja. Lo hizo con un paracaídas que sujetaba una cápsula transportadora de la carta recompuesta. Esto ocurría a finales del año 1977.

El día uno de Enero de 1978, cuando le hicieron entrega de el carné de la S.E.I. fue uno de los momentos más grandes de su vida.

No se lo podía creer. ¡Mago con carné!. Mago en potencia desde los ocho años. Mago oficial a los treinta y cuatro.

Ya solo le faltaba el reconocimiento del público. Ese público es, el que realmente aprueba o suspende. Pablo, no quería parecerme a esos magos, aprobados por sociedades mágicas y suspendidos por los mejores jueces:EL PÚBLICO.

Mago las 24 horas del día

Las horas, lentas y largas, que pasaba en su trabajo se limitaban a cubrir el expediente y cumplir por supuesto con las obligaciones.

Al final me las ingenié para hacerlas mucho más gratificantes. En los momentos ociosos, que no eran pocos, sus juegos y escritos mágicos, los pasaba al disco duro de uno de los primeros ordenadores que se fabricaron. En su casa, y una vez cumplidos los deberes de padre, esperaba a que todos se acostasen para empezar su orgía Mágica.

Cubría la mesa de 80 cm. con su tapete verde, frente a un gran espejo colgado de la pared y entre libros barajas y monedas, pasaba tres o cuatro horas en éxtasis: Leyendo y practicando. Repetición y repetición de pases. Repetición y repetición de juegos. Repetición y repetición de rutinas.

Magia de Cerca

Enseguida se dio cuenta, que la Magia de cerca, era realmente su campo.

En esta disciplina, es donde se siente agusto y protegido, dando en todo momento el cien por cien. Pero como Mago mesero, poco dinero, por lo que montó un número de escenario, basado en efectos de mentalismo y de hipnotismo.

En 1978 conoce a Miguel Ángel Rodríguez Fernández, psiquiatra y gran aficionado a la magia, de nombre artístico “Conde Ropherman”, en esa fecha Miguel Ángel estaba retirado del mundo artístico y se dedicaba a su tarea principal de psiquiatra, fue Pablo quién lo convenció para volver al fascinante mundo de la ilusión y formar compañía con él.

El propio Pablo Segóbriga reconoce que solo habían dos cosas que le hicieran reir: “Cuando veía el saldo de mi cuenta bancaria, y cuando veía actuar al Conde Ropherman.”

Apertura de la Sala Houdini

El 20 de octubre de 1995 se abren las puertas del Olimpo Mágico: HOUDINI. El Centro más Mágico e importante de Europa, en la calle Fuencarral, Semiesquina a Gran Vía.

Los martes exhibía sus “poderes paranormales”, junto a sus secciones de hipnotismo.

Los miércoles y jueves su magia de cerca.

Viernes y sábados, maratón mágico, nueve pases diarios repartidos entre las tres salas de magia de cerca.

El 19 de enero de 2002 sufre un accidente que le daña “la pierna buena” por lo que debe de pasar algún tiempo hospitalizado.

En abril del 2005 le nombran mago de honor de la Asociación Valenciana de Ilusionismo.

Tras 15.000 actuaciones, en junio de 2013, abandona la Sala Houdini.

Desde finales de 2013 está dando sus sesiones de Magia en el RINCÓN MÁGICO DE PABLO SEGÓBRIGA en el Paseo de la Chopera nº 37. Madrid.

Méritos y cargos

  • Socio y Presidente de la S.E.I. (Sociedad Española de Ilusionismo)
  • Socio del C.I.P. (Circulo de Ilusionistas Profesionales)
  • Socio de honor del C.M.P. (Club Mágico Portugués)
  • Fundador de A.R.A. (Amigo de la Reina de las Artes)
  • Fundador de C.A.P.S. (Circulo de Alumnos de Pablo Segóbriga)
  • Fundador de CI.MA.P.S. (Circulo Mágico Pablo Segóbriga.)
  • Profesor de Ilusionismo en el Real Centro Universitario Escorial- María Cristina.
  • Profesor de ilusionismo en el Ayuntamiento de Guadarrama. VILLA MAGICA.
  • Certificado acreditativo como profesor por el CONSEJO NACIONAL DE MAGIA.
  • Socio y MAGO DE HONOR en Almussafes.
  • Certificado como Socio de Mérito del Club Ilusionismo Gandía.
  • Director de la sala Houdini de Madrid durante 17 años (1995-2012).

Premios

  • 1984 Premio JULIO CARABIAS, en honor a la Magia Cómica, concedido por la Sociedad Española de Ilusionismo. (Círculo de Madrid)
  • 1985 Premio SAN JUAN BOSCO, por méritos artísticos, concedido también por la Sociedad Española de Ilusionismo.
  • 1987 Premio Nacional de Micromagia en Oviedo. Premio Nacional al efecto más espectacular del Congreso de Oviedo.
  • Premio de Micromagia en Portugal.
  • Premio de Mentalismo en Portugal.
  • 1988 Premio Nacional de Micromagia en Huesca.
  • 2000 Premio de Micromagia, Congreso en Granada.
  • 2002 Premio de Micromagia en Portugal. Premio de Magia de Escena en Portugal.

Referencias

1)
Pablo no quiere indicar su año de nacimiento, solo que fue en la década de los 40
2)
Una planta que da un fruto oval y espinoso
3)
Famoso locutor de radio en España
pablo_segobriga.txt · Última modificación: 2018/07/25 19:52 por javier_varea