El mundo de los magos barceloneses” es como titula el diario “La Vanguardia Española” un artículo publicado el 21 de marzo de 1967, en su página 47, y dice así:

FRUCTUOSO CANONGE FUE UNO DE LOS PRESTIDIGITADORES MÁS FAMOSOS DEL SIGLO XIX.

Un patronazgo justificado. En todas las biografías de San Juan Bosco se registra el hecho de que en sus primeros tiempos de apostolado en los suburbios, para atraer y conservar a los adolescentes den las tardes de los festivos, aparte de las representaciones teatrales, les ofrecía sesiones de prestidigitación, en cuyo arte llegó a tener una gran habilidad, de ahí que la numerosa legión de ilusionistas españoles solicitaran de la jerarquía competente que fuera declarado su santo patrón. En todas las ciudades donde existen núcleos organizado que son muchas, celebran su festividad con oficios religiosos y con originales cenas de hermandad, en las cuales las sorpresas fantasmagóricas se suceden a granel. Barcelona, Madrid y Zaragoza, rivalizan en llevarse el campeonato de originales y presentación. Subrayemos que acostumbran a organizar equipos para llevar un poco de alegría a los hospitales, asilos y otros establecimientos benéficos.

Fernando Maymó

Fernando Maymó

Hace algunos años, por casualidad, presenciamos la actuación del malogrado artista Ramón Camprubi “Cartex”, en el Hospital de la Santa Cruz y San Pablo, quedando admirados, lo mismo de su habilidad, como de la simpatía y gran corazón de aquel gran prestidigitador.

Mas las figura preeminente de la prestidigitación barcelonesa existió a mediados del siglo pasado (1), y que fue Fructuoso Canonge, al cual se le han atribuido algunas anécdotas, a todas luces, inverosímiles. De vendedor de quincallería (2), pasó a los grandes escenarios de toda España y de algunos países extranjeros donde consiguió verdaderos éxitos. Actuó en el Palacio Real de Madrid, siendo condecorado por la propia reina Isabel II. Fue, en resumen, un personaje, muy interesante en la vida barcelonesa del ochocientos y bien merece capítulo aparte.

Su legítimo sucesor lo hallamos en Joaquín Partagás, que actuó durante algunos años en un teatro propio situado junto al Principal, y más tarde fundó el establecimiento “El rey de la magia (3) que conservó y propagó la afición en una época de verdadera crisis.

EL MODERNO ILUSIONISMO EN NUESTRA CIUDAD.

Wenceslao Ciuró

Wenceslao Ciuró

El ilusionismo se desenvolvía precariamente cuando un grupo de aficionados barceloneses, entre los cuales debemos destacar al doctor Javier Areny, al arquitecto municipal Antonio Darder, el P. Wenceslao Ciuró, Ramón Camprubí, Carlos Buceli, Vicente Coma Soley, Calos y Emilio Deu, que entre otros fundaron, hacia los años veinte, la “Agrupació Catalana d’Aficionats al Ilusionisme”, que dio un gran impulso a ese arte, organizando grandes veladas en céntricos teatros, que pronto contaron con un adicto y numeroso público. Nuevos valore se incorporaron a la entidad y todo iba viento en popa, cuando se produjeron las sangrientas jornadas de 1936, que dieron al traste con todos aquellos ilusionados esfuerzos.

Poco tiempo después de ser restablecida la paz, Javier Areny, el profesional y viejo Florensa, Carlos Buceli, Emilio Deu y otros, fundaron de nuevo la Sociedad Española de Ilusionismo, que tuvo por primera sede el típico y evocado local de los “Quatr Gats(4), que todavía guardaba infinidad de recuerdos de Piccaso, Casas y Rusiñoi, Opisso y otros artistas de la bohemia barcelonesa. Los ilusionistas se encontraban como pez en el agua, pero una empresa industrial los obligó a trasladarse a la no menos célebre “Sala Mozart“.

"Cartex"

“Cartex”

Hacia el año 1949, cuando la incomprensión internacional tenía aislado a nuestro país (5), la SEI organizó por todo lo alto el primer Congreso Nacional de Ilusionismo, con notables colaboraciones extranjeras (6), que se celebró en Barcelona con la asistencia de cerca de un centenar de artista y aficionados de toda Europa, lo cual constituyó una verdadera osadía económica, pero el éxito, tanto artístico, como moral y financiero, fue extraordinario.

LAS SESIONES SEMANALES DE PRESTIDIGITACIÓN

Barcelona irradia su ímpetu ilusionista a otras capitales, primero con simples delegaciones, pero pronto se convirtieron, por su importancia, en verdaderas agrupaciones con una autonomía total. Asimismo surgió otra sociedad, que se instaló en un amplio y cómodo piso de una casa señorial de la calle Pelayo, disponiendo de un espléndido salón de espectáculos, con su correspondiente escenario, fantasmagórica secretaría, biblioteca especializada, museo de aparatos y otras curiosas dependencias. Es el Círculo Español de Artes Mágicas que presidió Fernando Maymó, recientemente fallecido.

Lin-Chang

Lin-Chang

En él, todos los miércoles se celebran amenas sesiones ante un selecto público. El programa lo constituye la actuación de clásicos valores, ofreciendo cordiales oportunidades a los principiantes. Los sábados por la tarde tiene efecto cursillos de perfección, ya que no se admiten socios que no conozcan, al menos, los más elementales juegos y los desarrollen con la debida limpieza. Frecuentemente el C.E.D.A.M. recibe la visita de artistas forasteros y guarda siempre para ellos la máxima hospitalidad, un escenario disponible y una copa de vino español.

Entre los ilusionistas barceloneses figuran prestigiosos médicos, literatos, ingenieros, farmacéuticos, periodistas, industriales, artesanos, simples obreros, sin la menor discriminación de clase. Uno tiene libertad absoluta para actuar en las funciones o permanecer en posición pasiva, y también, para explicar o reservarse el secreto de sus trucos.

Generalmente, en la tertulia, privada compiten en la rapidez del escamoteo de las cartas o en al aparición de dedales. Los no iniciados no comprendemos la facilidad con que desaparece una moneda ante nuestros ojos, cuando en realidad aquella aparente sencillez representa muchas horas de entrenamiento.

Barcelona cuenta actualmente con expertos prestidigitadores, y cuando España se presenta en cualquier competición internacional casi siempre sus representantes regresan con un buen premio (7), siendo los favorecidos más destacados Juan Bernat, los hermanos Maymó y también ,en su día, don Fernando Maymó, padre de una pléyade de prestigiosos artistas.

No olvidemos a Li-Chang, cuyo suntuoso espectáculo ha dado varias veces la vuelta al mundo, conocido vulgarmente por “El chino de Badalona(8). Aparte de ser un formidable manipulador, posees unas facultades de actos excepcionales.

Lastima que Carlos Bucelli abandonara en pleno éxito su brillante carrera, pues su lujosa presentación podía competir con los mejores artistas norteamericanos, y en cuanto a su técnica, siempre fue un maestro, tanto en la manipulación, como en el arte del bien decir.

Hoy puede afirmarse que s encuentran en primera fila Rodeu, Camps, Peckar, Senna, Alcaraz, Morera, los hermanos Maymó, Villajosana, Cabrinety, etcétera. El ilusionismo, gracias la esfuerzo de los pioneros y también de las nuevas generaciones, abandonó definitivamente las salas de los cafés y en estos momentos está a nivel de las demás artes, que no conocieron, como él, una existencia lamentablemente precaria.”

El artículo lo firma José Tarín-Iglesias (9).

NOTAS SOBRE EL ARTÍCULO

(1) Se refiere al siglo XIX.

(2) Siempre se ha dicho que Canonge era limpiabotas, sin embargo Alain Denis en su libro “Mags i Màgia a Catalunya” en la biografía sobre este mago dice: “A los 18 años, para ayudar a sus padres, volvió a alistarse, en esta ocasión en el arma de artillería, donde sirvió hasta licenciarse en 1851. Cuando volvió a casa, su padre había muerto, lo que le convirtió en el cabeza de familia. Encontró trabajo como vendedor ambulante de baratijas, pero enseguida cambió esta ocupación por la de limpiabotas en la zona de la plaza Real, justo al lado de las populares Ramblas barcelonesas y no muy lejos de la plaza del Teatro.”

(3) Aún existe esta tienda en Barcelona.

(4) Local inaugurado el 12 de junio de 1897. En el año 1899, un joven Picasso con tan solo 17 años comienza frecuenta el local y realiza en él su primera exposición, también realizó la portada del menú del local.

(5) Para entender esta frase hay que conocer la historia de España y su, supuesta, neutralidad durante la Segunda Guerra Mundial.

(6) El Gran Premio de la Magia lo ganó un Holandes llamado Niberco y también recibió el primer premio en Presentación un suizo llamado Carlton, que compartió premio con Ferrándiz. Entre los ventidos artistas que actuaron en diferentes galas es complicado por el nombre diferencias a los españoles de los extranjeros, en MagiPedia hay información completa sobre este acto.

(7) Hasta 1967, fecha en que se publica este artículo, se habían celebrado diez FISM, en los que España, en total, había conseguido 16 premios, siendo el cuarto país en número de galardones, el primero era Holanda con 43, le seguía Francia con 39, y Suiza con 18. Fuente: Magipedia.

(8) En el artículo “Lin-Chang: el demonio amarillo” publicado en Doble Dorso, hay recogido algunos artículos hemeroteca en donde se habla de este mago.

(9) El periodista y escritor José Tarín Iglesias, que fue director del Diario de Barcelona y El Noticiero Universal, Nació en la capital catalana en 1915 y falleció en Barcelona a la edad de 81 años. Tarín Iglesias practicó desde joven las formas más variadas del periodismo, hasta que en 1939 ingresó en la Redacción del desaparecido Correo Catalán, donde ocupó diversas funciones profesionales. Más información en “El País

Crédito fotografías

Diario “La Vanguardia” del 21 de marzo de 1967

Enlace al artículo original

Hemeroteca de “La Vanguardia