Richardo Bellani, tal vez tenga el honor de ser el primer mago que acaba en el calabozo por fallarle un truco.

conjurers monthly magazineCorría el año de 1906, en Milán, Bellani era un experto del “cambio” y de la magia. Llevaba tiempo anunciando que haría lo que nunca antes ningún otro ilusionista había realizado en un escenario, cambiaría su traje de gala y se transformaría en Mephisto.

La revista “Conjurer’ Monthly Magazine” editada por Harry Houdini, habla del acontecimiento a través de la pluma de su corresponsal en Europa Herr N. Osey, que por cierto, era el propio Houdini quién se escondía bajo este seudónimo, y decía así:

“Pobre Richardo Bellani, está en prisión porque uno de sus trucos le salio mal en Milán. Richardo es un artista del cambio y mago, anunció que iba a realizar un truco nunca visto que consistía en cambiar su traje de gala por el de Mephisto ante los ojos de la audiencia que llenaba el teatro.

Esto se consigue gracias a unas cadenas que maneja su asistente debajo del escenario.

Por desgracia algo salió mal en el primer cambio en que se tenía que haber transformado en el diablo, su ayudante, tuvo que tirar demasiado fuerte, y toda la ropa que llevaba puesta se cayó al suelo, y el pobre Bellani se quedó allí delante de todo el público en traje de Adán, bueno solo con una camiseta.

Hubo gritos entre la audiencia, las señoras se desmayaron, los hombres se abrumaron, y los gendarmes se abrieron paso hasta el artista que paralizado no movía ni un músculo, como privado de razón, de este modo se lo llevaron cubriéndolo con periódicos por las calles hasta llegar a la cárcel. Bellani llevaba la mirada de loco.”

banner-img6