Tonny van Dommelen03Tonny Van Dommelen fue un artista holandés que ganó, entre otros, el Gran Premio en el VII FISM 1958 – Viena, Austria.

Su magia se caracterizaba por un dominio en las técnicas de manipulación y porque después de cada efecto sacaba una copa de cerveza para brindar con el público.

Rebuscando hemos encontrado una entrevista realizada a Tonny Van Deommelen y su esposa Elinor el 26 de julio de 2006, mientras aún vivían en Holanda, con posterioridad se marcharon a Alemania.

Tonny se había retirado del mundo del espectáculo en 1988.

Tonny van Dommelen nacido en 1927 está casado con Elinor, con quién tiene un hijo.

Es miembro del Anillo Friesland de Magia, miembro honorario de la MKA, miembro de honor en el club de magia en Luxemburgo y miembro honorario del club de magia en Ginebra.

Se convirtió en el campeón de Holanda en 1954 y campeón del mundo en 1958 en Viena.

Entrevistador (E).- ¿Como está?

Tonny (T).- Con la ayuda de la farmacia y del médico bastante bien, dada las circunstancias.

Tonny vive en una granja en Sonnega (Holanda) que han reformado en los último años. A pesar de la ola de calor, el interior es agradable y fresco, y cuenta rápidamente su trayectoria profesional.

T.- He sido artista toda mi vida. Cuando me convertí en campeón mundial se amplió mi circuito, llegando a actuar en 28 países. Estuve embarcado en 23 cruceros realizando cuatro actos diferentes. Junto a mi número de manipulación, incluía uno de magia mental. Fue durante una de estas giras por Escandinavia en donde conocí a mi esposa Elinor.

Elinor (Eli).- Era bailarina en un espectáculo de Ballet cuando me dijeron que Tonny vendría a realizar alguno trucos.

Elinor es Socióloga y su tesis fue sobre la casi ausencia de mujeres en el mundo de la magia, tema sobre el que dio una conferencia en 1999 en el Congreso Mágico de su país.

Tonny Van Dommelen

Eli.- Llegamos a trabajar juntos formando un dúo, En Inglaterra, ya habíamos realizado todas las fotografías para la promoción y teníamos todo el vestuario preparado cuando me quedé embarazada, por lo que nunca se llegó a realizar el espectáculo que íbamos a presentar.

E.- Tonny ¿Que fue lo que despertó su interés por la magia?

Tonny van Dommelen02T.- Mi padre era un camarero y para entretener a los clientes durante la guerra, la música estaba prohibida, les realizaba trucos de magia, y él me enseñó lo que sabía.

E.- ¿Quién o qué fueron sus fuentes de inspiración?

Dos nombres que vienen a la mente inmediatamente son Channing Pollock y Fred Kaps. Especialmente las manipulaciones de Kaps me parece muy hermosa.  Pero Elinor también me ha servido de inspiración, ya que los movimientos de ballet son realmente bellos.

E.- ¿Como le surgen las ideas para “fabricar” un acto de magia?

T.- Le diré como nació mi acto: Primeramente comencé a preparar una manipulación con monedas, pero tenían un inconveniente, ya que estas solo se podían ver cuando recaía directamente la luz sobre ellas, en ese momento brillaban, mientras tanto, pasaban totalmente desapercibidas.

Por ello, las cambie por una fichas de casino de colores, descubriendo que las podía manipular perfectamente incluso con las manos sudorosas.

Al utilizar esas fichas fue por lo que se me ocurrió el título “El sueño del Croupier“.

El acto comenzaba con una manipulación de dados en la punta de mis dedos, seguía con cartomagia y finalizaba con las fichas de casino, y entre medio se me ocurrió producir seis grandes copas llenas de cerveza, que ocupan casi todos mis bolsillos por lo que me dejaban muy poco margen para el resto de accesorios.

E.- ¿Cuáles fueron los puntos de inflexión en su carrera?

Henk Vermeyden era el representante de Fred Kaps en los Países Bajos, y había conseguido acaparar casi toda la atención, por lo que quedaba muy poco espacio para mí, por ese motivo decidí que tenía que irme al extranjero.

En el verano de 1959 surgió esa oportunidad, y conseguí cuatro actuaciones en el teatro Tuschinski en Amsterdam, lo cual era muy importante para mí ya que me serviría como referencia para poder presentarme ante otros clientes.

Después del Tuschinski tuve una gira por toda Europa, y en esta gira fue donde conocía Elinor en Escandinavia.

Tonny van Dommelen01

En esta portada de Genii aparece Tonny como ganador del Gran Premio de la Magia en 1978, en este año no hubo congreso del FISM, en realidad el Gran Premio lo ganó en 1958.

Eli.- Yo era bailarina en un espectáculo de ballet, y por lo general las relaciones entre los artistas eran bastante difíciles ya que casi siempre estaban de gira, antes no existían los teléfono móviles ni el correo electrónico. Pero casualmente íbamos a coincidir durante dos meses y medio en los mismo lugares, lo cula fue más que suficiente como para que empezáramos una relación y en octubre de ese mismo año nos casáramos.

E.- ¿Cuando se sentía realmente satisfecho con una actuación?

T.- Cuando yo sentía que la había realizado perfecta. No me basaba en los aplausos. A veces obtenía muchos aplausos, pero sin embargo, yo consideraba que podría haberlo realizado mejor, en otras ocasiones, consideraba que había tenido un gran momento y los aplausos eran más tibios.

E.- ¿Cual fue un momento especial en su carrera?

T.- Cuando gané el campeonato del mundo en Viena.

Habíamos llegado la noche anterior en coche desde Bruselas. Peter Pit era mi principal rival y también el favorito. Él llevaba una semana en Viena y Vermeyden lo había “vendido” muy bien en los Países Bajos acordando actuaciones en la televisión.

Los dos teníamos que actuar el domingo por la mañana, y uno de los candidatos abandonó, así que me tocó hacerlo a continuación de él, y eso fue una gran suerte, ya que Peter “calentó” al público para mi actuación que fue genial. A pesar de mi cansancio me encontraba en el mejor de mis momentos.

A Peter le concedieron el primer premio en Magia en General y a mi el Gran Premio

E.- ¿Cuál es el mejor consejo que has recibido?

T.- Si quieres saber algo, pregúntalo.

Estoy totalmente de acuerdo con lo que dijo Channin Pollock: “cada movimiento tiene que ser como un cuadro” un cuadro que debe de ser hermoso.

El consejo que yo puedo dar es que una vez se ha llegado, a través de los ensayos, a saber como hacerlo, tienes que componer ese cuadro como un profesional.

E.- ¿Cuál es su más valioso objeto mágico?

El bastón que se convertía en el velador en mi acto de croupier. Se lo regalé a Woedy Woet.

E.- ¿Qué rasgo se debe poseer para llegar a la cima?

Se necesita tener algo que la gente pueda recordar y que usted pueda anunciar en un cartel. (…) En mi acto producía seis grandes copas de cerveza, algo que nadie más ha realizado, lo cual se vendía muy bien. (…)

Otro tema muy importante para mi, es la reacción del público, que no la puedes ver en los ensayos ante un espejo. Tuve la suerte de que podía repetir mi acto delante de público real en muchas ocasiones, lo que me permitía ir viendo esa reacción.

Con esto termina la entrevista de este Gran Premio de la magia.

Vídeo

Con esta rutina ganó en 1958 el Gran Premio de la Magia en el Congreso de Viena.

Referencias