Llevamos un inicio de año 2016 en el que las noticias de artista que nos dejan no paran de llegar, en esto ocasión tenemos que informar de que Franz Czeisler, conocido como Tihany ha fallecido.

Hemos preparado un breve bosquejo de lo que fue su vida, una vida nada fácil, y que pudo haber acabado en Hungría durante la ocupación nazi.

GENII TIHANYFranz Czeisler conocido en el mundo de la Magia como Tihany, nacido 28 de junio de 1914 en el pueblo Thany a orillas del lago Balatón, en Hungría.

Fue creador del famoso circo que lleva su nombre, circo Tihany Spectacular, y desarrollo una larga carrera como mago y showman maravillando a públicos de todos los continentes. Fue un asiduo visitante de Circulo Mágico Buenos Aires.

En sus inicios hizo de malabarista, actor, mago y faquir.

Cuando tenía 11 ó 12 años se escapó de su casa, era huérfano de padre, y se fue a ver un circo en donde ayudó a los emleados y le dio de beber a los animales, a cambio consiguió una entrada para ver el espectáculo.

En los años 30 viaja a Montevideo, Uruguay, en donde aprende magia y surge su sueño de crear un espectáculo cirquense que de alegría a la gente, mientras lo conseguía se dedicaba a vender chocolatinas y caramelos en los campos de fútbol, y vuelve a trabajar en un circo dando de comer a los animales y limpiando sus jaulas, aquí es donde se convierte en asistente de un mago con el que aprendió este arte, además de comer fuego, tragar sables, introducir la cabeza en la boca de un cocodrilo.

Pague 280.000 cruceiros (moneda brasileña), que era como el equivalente a $25.000. Yo solo tenía 100.000 cruceiros, debía pagar 180.000 en nueve meses y después de cinco días reuní la paga de los nueve meses.

En la década de los 40, vuelve a Hungría, un día, estando en una ciudad que era frontera con Yugoslavia, Mr. Tihany fue testigo de la masacre que los alemanes y los húngaros nazis cometieron con más de seis mil personas. Él no tenía a la mano los documentos que lo identificaban, era la época en que los artistas como él tenían que mandarlos a Budapest para renovarlos.

Me llevaron con los otros (centenares de personas) al borde del Río Danubio, hacía un frío intenso, estaba esperando que me deportaran a los lugares de concentración y que nos dijeran qué iban a hacer con nosotros”. “Eran más o menos las diez o las once de la noche. Nos congelábamos, estábamos en el muelle a más de 20 grados bajo cero esperando que llegara el barco para deportarnos; mientras tanto los soldados nazis nos cuidaban con sus ametralladoras para que no hiciéramos nada”.

En el momento que llegó el buque, los soldados comenzaron a dispararles; “mataban a centenas de personas alrededor mío, yo estaba entre ellos. Me caí en el agua del río, no sé si salté o si me empujaron. Por la desesperación de ese momento realmente no había tiempo de pensar… nadé y llegué al otro lado, me saqué las botas y la ropa, tenía un frío tremendo. La gente me ayudó, me dieron bebida, vodka y no agarré ni un resfriado. Aquí estoy. Creo que esa es mi mayor magia”.

A partir de entonces, Mr. Tihany, que en aquel tiempo tenía alrededor de 26 años, empezó a viajar por los pueblos de Europa presentando los números circenses que había aprendido en su natal Hungría. Recuerda que actuaba en salas de baile, restaurantes pequeños y aldeas. Era el tiempo en que la gente llevaba sillas a las plazas para ver los números de los artistas. “A veces que no había dinero, nos pagaban con huevos, salchichas, harina…”.

En la década del 50 se estableció en Brasil y allí comenzó con su propio circo al que llamó Circo Mágico Tihany.

El circo comenzó a crecer y a recorrer toda Sudamérica.

Su distinción siempre fue lo lujoso de su vestuario, su cuerpo de baile compuesto generalmente por bailarines profesionales y de ballet de todo el mundo, su comodidad, su perfecta iluminación, la calidad internacional de los artistas, y con su carpa siempre reluciente, con los últimos adelantos de la tecnología.

Su carisma cautivaba al público, a lo que se sumaba sus impactantes números de prestidigitación e ilusiones.

FRASES

  • Soy descendiente judío, mi padres eran judíos; yo me casé con una cristiana, mi hijo era cristiano y yo me bauticé también para que en la familia no hubiera dos religiones, además en aquella época era mejor ser cristiano que judío
  • “Estoy orgulloso de poder ser el iniciador; yo inventé esta forma de presentar el circo. No quiero decir que es el mejor del mundo porque tal vez hay muchos mejores, pero lo cierto es que es el único espectáculo del planeta que tiene esta forma”,

ANÉCDOTAS

  • Yo tenía que hacer desaparecer a un caballo y en una ocasión la cola quedó fuera del aparato de magia.
  • También recuerdo que yo le hice desaparecer la corbata a un señor del público y luego no le pude aparecer la misma. El dueño se estaba desesperando entonces le hice desaparecer la camisa y le pregunté para qué quería corbata si no tenía camisa para usarla
  • En una ocasión, unos niños intentaban entrar en el circo sin pagar, Tihany cogio a uno de ellos de la oreja y lo sacó fuera. Años más tarde, en Mar de Plata, Tihany acude a ver una actuación del cantante Roberto Carlos, tras ella acude a su camerino, Roberto Carlos lo recibe y le dice que tenía una cuenta pendiente con él. El niño que sacó de su circo de una oreja resultó ser Roberto Carlos.

REFERENCIAS

  • http://wvw.nacion.com/viva/2009/marzo/11/viva1900651.html
  • https://www.elsiglodetorreon.com.mx/noticia/86501.mr-franz-czeisler-tihany-se-lo-debe-todo-a-la-magia.html
  • http://www.comiteisraelita.com.br/informativo/index/ver-noticia/ajax/1/idNoticia/516/idInformativo/53/
  • http://diariolaleona.cl/laleona/viewtopic.php?f=6&t=6370